A lo largo de 30 años de experiencia en la Clínica médica, la Terapia intensiva y la Endocrinología, llegó a la Medicina Orthomolecular (bioquímica aplicada a la clínica) que logra prevenir patologías que son epidémicas en la actualidad.
Contacto de Prensa
Viviana Foguelman
@PrensaVF
15-5504-6086
www.vfmarketing-prensa.com

Intranet

Paginas de Interes

Redes sociales

Contactos

Lunes, Miércoles y Viernes de 10 a 14hs / Martes y Jueves de 14 a 18hs.
Lugar de atención: Consultorio Palermo,
Tel: 011-4807-7276

Videos Recientes

Optimismo mundial por los últimos avances contra la hepatitis

En el Día Mundial contra esta enfermedad, expertos explicaron a LA NACION los riesgos de quienes la padecen pero no saben que la portan; ya afecta a 600.000 argentinos

 

Por primera vez, los médicos de todo el mundo se sienten optimistas frente al flagelo que causó durante muchos años la hepatitis.

Y es que la eliminación de la hepatitis viral, que cada año causa 1,4 millones de muertes, está muy cerca de convertirse en realidad "si se movilizan los recursos técnicos, financieros y de capacitación necesarios", según explicó la Organización Mundial de la Salud (OMS), al recordar el Día Mundial de la Hepatitis.

En la Argentina, esta enfermedad silenciosa afecta a 600.000 personas y en sus tipos B y C genera desde cirrosis hasta cáncer de hígado. Los datos nacionales señalan que el 2% de la población podría estar infectada con hepatitis C, alrededor del 1% con hepatitis B y solo el 0,4% tendría VIH.

"Las hepatitis virales son responsables de la muerte de 1,4 millones de personas. Y hay 500 millones que tienen o han tenido algún tipo de hepatitis, por lo tanto este tema está en el marco de un problema de salud pública importante", explicó a LA NACION el doctor Ricardo Mastai, jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Alemán.

"En la Argentina se ha trabajado de forma muy intensa y exitosa, con avances importantes. Si nos centramos en las tres grandes hepatitis podemos decir que la hepatitis A y B son dos enfermedades que se previenen con una vacuna obligatoria en nuestro país, mientras que para la C ya hay medicamentos que probaron curarla", agregó el especialista.

La hepatitis es la inflamación del hígado, causada en la mayoría de los casos por una infección vírica causada por cinco virus principales: A, B, C, D, E. Los más peligrosos son los tipos B y C porque son los que pueden desencadenar cirrosis y cáncer de hígado.

"Respecto de la hepatitis A, es la más benigna, ya que nunca evoluciona hacia la cronicidad, y en la Argentina el 80% de la población de más de 20 años cuenta con los anticuerpos de esta enfermedad que se contagia por aguas contaminadas. Antes de la obligatoriedad de su vacunación, la hepatitis A era la primera causa de trasplante hepático y hepatitis fulminante en niños y adultos", explicó Mastai.

"Con la hepatitis B ocurre que tanto en la Argentina como en la mayoría de los países del mundo, existe un plan de vacunación eficaz. Su contagio se realiza a través de las vías sexual y sanguínea, por ejemplo, compartiendo agujas en la inyección de drogas endovenosas, o a través de herramientas para realizar tatuajes o piercings que no hayan sido higienizadas correctamente", agregó el experto.

"Y finalmente la hepatitis C es hoy la primera causa de trasplante hepático en nuestro país y a nivel mundial. Si bien no tiene una vacuna específica, hay medicamentos que pronto serán aprobadosque logran eliminarla del cuerpo. Se contagia a través de la sangre, y el 50% se produce por vía transfusional, sobre todo antes de los años 90, que es el período en el que comienza a detectarse la hepatitis C", completó Mastai.

La OMS calcula que hay alrededor de 500 millones de personas en el mundo con hepatitis, es decir, 1 de cada 12 personas, y el mayor problema es que al ser una enfermedad asintomática, la gente no lo sabe, y cuando lo sabe, es tarde. De los 500 millones de enfermos, 250 conviven con el virus B y C, por lo que corren el peligro de desarrollar cirrosis o cáncer de hígado.

"Es posible eliminar la hepatitis viral. Estamos haciendo una llamada a los líderes del mundo para que se den cuenta que es el momento de aplicar las medidas necesarias para acabar con la hepatitis, porque ahora podemos realmente eliminarla", afirmó en rueda prensa Samuel So, director del Centro Asiático del Hígado, y experto de la OMS.

"Estamos en un momento muy excitante porque por fin tenemos tratamientos necesarios. Hay medicamentos han probado que curan más del 95 % de los enfermos que las toman. Debemos actuar ahora para cambiar la dinámica", afirmó a su vez Stefan Wiktor, director del Programa Mundial de Hepatitis de la OMS.

CAUSAS Y CUIDADOS

"La hepatitis es una inflamación del hígado, que puede evolucionar de una manera leve cuando es producida por el virus de la hepatitis A, o puede ser crónica y llegar a la insuficiencia por cirrosis hepática en el caso de la hepatitis B y la hepatitis C", explicó María Alejandra Rodríguez Zía, médica endocrinología.

Y agregó que "la hepatitis A y la E son causadas por la ingestión de agua o alimentos contaminados y las hepatitis B, C, D, se producen por transfusiones de sangre, por productos sanguíneos contaminados, por procedimientos médicos invasores, por utilizar equipos contaminados, en el caso de la hepatitis B la trasmisión puede ser de la madre al hijo en el momento del parto o de un miembro de la familia al niño y también por contacto sexual".

La especialista remarcó que la infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno, y también puede producir manifestaciones graves y rápidas como la ictericia (color amarillento de la piel y de los ojos), orina obscura, gran fatiga, nauseas, vómitos y dolor abdominal.

UNA CURA NOVEDOSA

Mientras que hoy existen vacunas para la hepatitis A y B, que son gratuitas y forman parte delCalendario Nacional de Vacunación , no existe una vacuna contra la hepatitis C debido a la complejidad del virus, que en el peor de los casos llega a convertirse en una infección hepática crónica con consecuencias directas de cirrosis en un 30% de los casos y cáncer de hígado (5% de probabilidad cada año).

Los especialistas en el mundo destacan que el virus de la hepatitis C es muy particular dentro de las llamadas enfermedades del hígado, además de ser el primer causante de trasplante hepático: entre el 20 % de quienes lo contraen lo eliminan naturalmente. En el restante 80% el virus se cronifica a lo largo de 20 o 30 años, pasando de una fibrosis hasta cirrosis o cáncer de hígado.

Este año se presentarán nuevos fármacos ante la autoridad médica regulatoria de EE.UU. (FDA), que inhiben enzimas que el virus utiliza para replicarse (igual que las drogas contra el VIH), son orales (pastillas) y pueden combinarse para evitar la resistencia.

Algunos de ellos, como el ABT-450/ritonavir, ombitasvir y dasabuvir fueron exitosamente probados y sus estudios de Fase III Sapphire-I y II realizados en pacientes con hepatitis C crónica, fueron presentados este año en Londres, durante la edición 49º del Congreso Internacional del Hígado 2014. Inclusive, se difundió el estudio Turquoise II en pacientes adultos con cirrosis hepática compensada infectados con el virus de la hepatitis C crónica (HCV) con genotipo 1 (GT1).

Todos ellos, también publicados en la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine, comprobaron tasas de curación del 95 hasta el 100% de los casos tratados.

"Lentamente en los últimos años los tratamientos han ido avanzando. Con una curación al principio del 5 por ciento y que ahora llega al 98 por ciento con drogas que se suministran en forma oral y con efectos adversos muy bajos. Es un acontecimiento muy importante en el área de la patología y las hepatitis a nivel mundial", coincidió el doctor Mastai del hospital Alemán.

"La gran dificultad que se va a presentar en los próximos años es la accesibilidad a los nuevos tratamientos, ya que son de muy alto costo.El Estado, los laboratorios y las sociedades científicas deberán tomar la decisión para brindar la cobertura necesaria a los enfermos, especialmente aquellos más comprometidos", precisó el experto.

Y concluyó: "Hoy hay decenas de pacientes tratados y bajo testeo en EE.UU. y Europa. Sus agencias regulatorias de medicamentos (FDA y EMEA) ya aprobaron dichos tratamientos, y observaron resultados muy alentadores en las pruebas efectuadas. Estos medicamentos serían aprobados en 2015 también en la Argentina por la ANMAT y allí el Estado debería tomar un rol protagónico".

« Volver

Diseño Web ID
Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas la última versión de Internet Explorer ó Google Chrome